CLÍNICAS DENTALES MULTADAS CON CASI 24 MDD

Una cadena de clínicas dentales, que cuenta con varias sucursales en El Paso, tendrá que pagar una multa de casi 24 millones de dólares al gobierno federal por presunto fraude y negligencia.

Las clínicas pediátricas Kool Smiles, –que proporcionan cuidado y salud dental a niños, principalmente bajo los programas gubernamentales Medicaid y CHIP–, han sido sancionadas por “proporcionar tratamientos innecesarios a sus pacientes con el fin de obtener más ingresos financieros”, informó del Departamento de Justicia.

En El Paso, existen cinco clínicas Kool Smiles: en el 6065 Montana, 6910 N. Mesa, 1840 N. Lee Trevino, 615 N. Zaragoza y 5130 Fairbanks. Las clínicas son populares debido a que además de ofrecer atención dental, también cuentan con videojuegos, actividades y diferentes atracciones para los niños.

De acuerdo con el comunicado del Departamento de Justicia, la investigación reveló que del 2009 al 2011, las clínicas enviaron reclamos de cobro falsos a los programas de salud gubernamental.

Entre estos, se encontraban facturas de coronillas de acero inoxidable, extracciones dentales, tratamientos de odontología para bebés, -mismos que el gobierno consideró que eran médicamente innecesarios-, además de cobrar por algunos tratamientos que supuestamente jamás se realizaron.

“Explotar a niños de bajos recursos para obtener más ingresos económicos es inexcusable”, comentó el fiscal federal John Durham.

Sin embargo, la empresa sostiene que no está admitiendo las acusaciones al acceder pagar la multa.

Kool Smiles expresó a El Diario de El Paso que el acuerdo con el gobierno de pagar la millonaria multa no se relaciona con la calidad de atención dental que se brinda a sus pacientes.

“Es importante destacar que el acuerdo no incluye irregularidades cometidas por las empresas, sus empleados o cualquier dentista de Kool Smiles. De hecho, las empresas están totalmente en desacuerdo con las alegaciones del gobierno”, expresó la empresa a través de un correo electrónico.

Las clínicas han estado vigentes desde el 2002, de acuerdo con la información proporcionada por Amy McCool, vocera de la empresa, entre el 80 y 90 por ciento de sus pacientes están cubiertos por programas estatales de Medicaid o Planes de seguro médico para niños (CHIP).

La investigación comenzó cuando tres ex empleados de las clínicas dentales denunciaron las irregulares a las autoridades, mismos que recibirán 2.4 millones de dólares como parte del acuerdo.

En el Distrito Oeste de Texas, el abogado John F. Bash, manifestó que dicha infracción envía una señal a todas las clínicas dentales del estado acerca de la cero tolerancia a este tipo de fraudes.

“Especialmente cuando involucra la realización de procedimientos innecesarios en menores, no dudaremos en utilizar todas las herramientas a nuestra disposición para castigar a quienes violan la ley”, comentó Bash.