JUEZ MANTIENE VIVA BATALLA DE LOS DREAMERS

 

A unos días de que venza el plazo para cancelar la protección a miles de inmigrantes que llegaron al país durante su infancia –los denominados ‘dreamers’–, un segundo juez federal bloqueó el dictamen del presidente Donald Trump para poner fin al programa de Acción Diferida (DACA).

El martes, el juez Nicholas Garaufis, de Nueva York, reiteró el fallo de su colega californiano, William Alsup, quien determinó que la Administración Trump debe aceptar las solicitudes para renovación de beneficiarios de DACA.

En septiembre, el presidente Trump eliminó la posibilidad de que nuevos inmigrantes se acogieran al programa. Posteriormente dijo que pondría fin a la Acción Diferida el 5 de marzo.

“Estamos celebrando la decisión del juez que es el segundo juez que dictamina que el programa de DACA nunca fue anticonstitucional, y que el terminar con el programa se basó en un capricho”, dijo Gabriela Castañeda, vocera de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos, en El Paso.

La desaparición del programa DACA pondría en jaque a más de 800 mil beneficiarios, quienes se verían obligados a abandonar los Estados Unidos.

Aunque dos jueces han fallado en contra de los planes de Trump para terminar con la Acción Diferida, se desconoce qué acciones tomará la administración para combatir esta orden, así como la disponibilidad de la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) para acatar el fallo judicial..

Ven alivio temporal

Esta decisión temporal es reconocida por grupos locales de soñadores como un alivio pero no una solución de largo plazo.

“Esta decisión es buena pero ojalá que no sea una distracción para la fecha de marzo 5, necesitamos algo más que DACA, necesitamos un camino hacia la ciudadanía”, dijo Roberto Valadez, quien fue traído al país siendo un niño y ahora es miembro de las organizaciones locales ‘Soñando Juntos’ y ‘Educación, No Deportación’ (END).

Valadez enfatizó que existe una situación en la que se restauren las protecciones de DACA más allá de la fecha limite, pero anticipa un empuje político por parte de la administración Trump por apelar esta decisión. “Es buena noticia pero no nos debe distraer del objetivo de [alcanzar] la ciudadanía”, insistió.

Catalina Adorno, voluntaria del grupo Cosecha que opera en defensa de no sólo los dreamers sino que también de los 11 millones de inmigrantes indocumentados en el país, comparte la noción de que la lucha aún continua.

“Aunque esta decisión es un paso adelante, sabemos que esta administración va a hacer todo lo posible para detener el programa de DACA, y jóvenes inmigrantes no pueden bajar la guardia. Ahora más que nunca tenemos que seguir tomando riesgos hasta que ganemos una protección permanente”, exclamó.

A nivel nacional, organizaciones como la Coalición de Acción DREAM aplaudió la decisión del juez Garaufis, enfatizando que ninguna oficina u hombre tiene la capacidad de quebrantar sus libertades constitucionales.

“Aunque el presidente Trump tiene el poder de crear o desmantelar DACA, la decisión judicial demuestra una vez más que él no tiene el poder de violar nuestros derechos y libertades constitucionales, independientemente de nuestro estatus migratorio”, dijo César Vargas, codirector de la coalición.

Acercándose más la fecha del 5 de marzo, organizaciones realizarán protestas a nivel nacional y local para dejar en claro sus historias y realidades como soñadores.